Por Demis Cerenic.

La carrera solista de Victoria Mus comienza con un viaje a México tras el término de su banda electropop Vegas, a mediados del 2006. En un ejercicio de ensayo-error, la cantante fue entendiendo el trabajo de componer dando vida a nuevas canciones junto a algunas ideas no concretadas en su ex grupo.

¿Resultado de esto? Nace su primer LP: “A un paso”, lanzado el 2010, donde destaca el single “De cordillera a mar”, canción que cuenta su particular visión de Chile. La idea de “…un caminar por la ciudad e ir en dirección al mar” como lo vocaliza Victoria, es acompañado de beats fundidos en un muy fresco soul. Sonidos que funcionan a la perfección con su angelical y dulce voz.

Posteriormente en su segundo sencillo “Te llaman dolor” sale a mostrar el preponderante sonido del disco, pop de cuña electrónica que transita por atmósferas complejas y a la vez muy gancheras, ya que juega también con variados elementos acústicos. Eso es lo que plasma la música de Victoria Mus, el no limitarse en probar con muchos estilos, que al final de todo la hacen única.

Por estos días está estrenando el sencillo “Quiero ser ella” del que prepara también un nuevo videoclip como adelanto de lo que será su próximo álbum “El disco de la victoria”. Trabajo donde trata principalmente del amor y el desamor, tópico preponderante que hacen de éste algo más popero que su primera placa, en el que además la artista ha estado participado en gran parte de la producción.

Con este nuevo paso, Victoria sigue demostrando por luces propias lo que un artista debe hacer al momento de emprender su carrera en solitario: buscar a las personas indicadas para potenciarse, crear un estilo diferenciador y a la vez auténtico, junto con una actitud que no cae en la pretensión sino la de demostrar su talento tal cual es, reinventándose y retroalimentándose de lo que su público quiere.

Comentarios via Facebook:

Dejar respuesta

*